Qué fue de… Roberto Ríos

0
1160

Como cada miércoles, hoy en Informa Betis les traemos una nueva entrega de “Qué fue de…”. Una sección semanal en la que repasamos la carrera profesional de jugadores del Betis en el pasado y qué es de ellos en la actualidad. En el artículo de esta semana, vamos a recordar un futbolista que defendió las 13 barras en la década de los ’90.

Hablamos de Roberto Ríos (Bizkaia, 1971). Hijo de la leyenda verdiblanca Eusebio Ríos, se formó en las categorías inferiores del Real Betis como defensa. De hecho, en 1990 alzó la Copa del Rey Juvenil en Albacete ante todo un FC Barcelona. Su debut con el primer equipo llegó el 13 de septiembre de 1992 en Segunda División, en el campo del Sestao. Por aquellos entonces, arrastraba una lesión de húmero que poco a poco iría superando. A medida que se iba haciendo un hueco en el Real Betis, Roberto también debutaría con la Selección Sub21 en 1994. Ya comenzaba a despertar el interés de varios equipos como el Atlético de Madrid, pero finalmente Roberto renovaría como verdiblanco con una subida de cláusula hasta alcanzar las 2.000 millones de pesetas.

Si bien en sus comienzos las lesiones le mermaron, fue la temporada 1996/97 en la que por fin le comenzaron a respetar. Y su rendimiento ascendió meteóricamente. Aquella campaña, el Real Betis quedaría cuarto en Liga y llegaría a la final de Copa en el Santiago Bernabéu. Roberto disputaría 45 partidos en los que anotaría 3 goles. Además, el defensa vasco debutaría con la Selección Española ante la República Checa. Ya se consagró como uno de los mejores defensas nacionales de la década, aunque también cumplió las veces de mediocentro defensivo en varias ocasiones. Roberto Ríos destacaba por su envergadura, poderío aéreo y resolución en el aspecto defensivo.

Como ha solido suceder cada vez que un futbolista vasco despunta, el Athletic apareció en escena. Por aquel entonces, los bilbaínos buscaban celebrar su centenario por todo lo alto, por lo que trataron de formar la mejor plantilla posible. De este modo, depositaron la cláusula de Roberto Ríos en verano de 1997. La cantidad equivalente en euros sería de 12 millones, pero en aquel entonces era una cantidad casi impensable. De hecho, fue el fichaje más caro de la historia del Athletic hasta la compra de Íñigo Martínez. Manuel Ruíz de Lopera, presidente en aquellos tiempos, bromeaba al respecto diciendo que “de ahora en adelante, vamos a fichar chavalillos vascos para después vendérselos al Athletic. Podemos hacer un buen negocio”. Sus estadísticas en el Betis fueron bastante buenas; 140 partidos y 13 goles en 5 campañas.

En el Athletic, su rendimiento fue de más a menos. Seguía siendo un central fiable en líneas generales, pero quizás nunca alcanzaría de nuevo el nivel del Roberto Ríos del Betis. Pese a ello, con los leones conseguiría un subcampeonato de Liga o debutar en competiciones como UEFA o Champions. En la recta final de su etapa, jugadores como Roberto o Alkorta estuvieron apartados al no contar con ellos. Esto propiciaría su salida de San Mamés. Pondría así fin a medio lustro en el Athletic, en el que disputaría 95 encuentros y anotaría 5 goles.

En 2002, Roberto Ríos colgaría las botas a sus 31 años. Atrás quedan sus cinco campañas en el Betis y otras cinco en el Athletic, además de sus 11 internacionalidades. Comenzaría así una nueva andadura tanto por la secretaría técnica (por ejemplo, del Écija en 2008) como en los banquillos de varios clubes. Y eso que, en una entrevista, Roberto declaró que no se veía como míster. Sus primeros pasos en los banquillos los dio como segundo de Pepe Mel en el propio Betis, allá por 2010. No se separaría del técnico madrileño en sus etapas en el West Brom, Deportivo La Coruña o UD Las Palmas. Actualmente, ejerce como segundo entrenador del Wuhan Three Towns, acompañando a Pedro Morilla, habiendo levantado una Superliga China.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí