Qué fue de… Adrián San Miguel

0
1006

Hoy en ‘¿Qué fue de…?’, como cada miércoles en Informa Betis, repasaremos la laureada trayectoria de un futbolista que dejó huella en Heliópolis. Se trata de un guardameta que llegó a la titularidad en unas circunstancias parecidas a Fran Vieites esta temporada y a Toni Doblas en su momento. Bético de corazón que, a pesar de sólo militar una temporada en el primer equipo, siempre ha llevado por bandera su amor por las trece barras incluso en las mayores instancias. No hablamos de otro que del sevillano Adrián San Miguel.

Adrián fue escalando desde que era un niño en los escalafones inferiores del Real Betis hasta formar parte de la disciplina del Betis B desde 2007, donde fue acumulando temporadas -con cesiones al Alcalá y al Utrera de por medio- y donde compartió portería con Razak, otro portero que llegó a debutar -en este caso en Copa- con el primer equipo, y con quien alternó sus minutos la mayor parte de su trayectoria en el filial verdiblanco, donde nunca llegó a tener su puesto asegurado, también debido a problemas de lesiones. Etapa que llegó a su fin en el año 2012, puesto que ya con 25 años, ante la imposibilidad de alternar filial y primer equipo, Pepe Mel le mostró su confianza y decidió darle su lugar como tercer portero de la plantilla, portando el dorsal ‘13’ y, en principio, con Fabricio y Casto por delante.

Tras un inicio de temporada con algunas dudas en la portería verdiblanca, en la sexta jornada de liga iba a llegar su momento. El Real Betis visitaba La Rosaleda, y Fabricio no estaba en la convocatoria, por lo que Adrián partía desde el banquillo. No tardó en producirse la ‘desgracia’ que lo desencadenaría todo, ya que en el minuto 10’ Casto fue expulsado tras cometer penalti sobre Eliseu, y en ese preciso instante Adrián tuvo que calzarse las botas y los guantes para saltar al terreno de juego y cumplir su sueño, debutar con el Real Betis, el equipo de su alma. Salió sustituyendo a Salvador Agra y, como curiosidad, su primera acción fue intentar detener un penalti lanzado por el mismísimo Joaquín Sánchez, en aquel momento en el Málaga, a las órdenes de Manuel Pellegrini. El penalti entró, y el encuentro concluyó 4-0 para el Málaga, en una tarde aciaga para el equipo, pero donde Adrián, a pesar de los goles recibidos, ofreció buenas sensaciones.

Aun con Fabricio disponible, Pepe Mel le dio la titularidad en el siguiente encuentro, frente a la Real Sociedad en el Villamarín (2-0). Ahí, Adrián cuajó una sobresaliente actuación, con varias paradas de mérito y dejando su portería a cero, y terminando así de ganarse el puesto de titular. No había ningún motivo para quitarlo, así que, desde entonces, fue el portero del Real Betis para el resto de la temporada 2012/13 y, por tanto, pieza clave para conseguir la ansiada y meritoria clasificación europea. Eso sí, todo esto con un atenuante, y es que finalizaba contrato al término de la temporada. Se intentó, pero no se llegó a un acuerdo entre las partes, por lo que el guardameta, tras 32 encuentros vistiendo las trece barras, se terminó marchando de Heliópolis, iniciando su andadura en Inglaterra.

Fichó por el West Ham, donde le costó al inicio, pero desde el comienzo del año 2014 agarró la titularidad, y la portería del equipo londinense fue suya durante tres temporadas, lo que no pasó desapercibido en España, ya que fue convocado en 2016 por la Selección Española, sin llegar a debutar. Su actuación más recordada en los ‘Hammers’ fue en 2015, en una eliminatoria de FA Cup ante el Everton, donde se llegó a la tanda de penaltis y en la que Adrián convirtió el lanzamiento decisivo para darle a su equipo el pase a la siguiente ronda. 

Desde el año 2017, su importancia en el West Ham fue perdiendo peso, siendo su última temporada la 2018/19, a las órdenes de Manuel Pellegrini, en la que no jugó ningún encuentro de Premier League. Tras marcharse, el guardameta estuvo buena parte del verano sin equipo. Se produjo un ofrecimiento por su parte para volver al Betis, que no se llevó a cabo, y se dio la curiosidad de que estuvo entrenándose con la UD Pilas para no perder la forma, esperando una oportunidad que cada vez veía más lejos. Sin embargo, la vida le cambió en pocos días, y es que recibió la llamada de Jürgen Klopp para unirse, nada más y nada menos, que al Liverpool.

Y los focos no tardaron en apuntarle, pues escasos seis días después de incorporarse a los ‘reds’ y tras estar sin equipo toda la pretemporada, la lesión de Alisson hizo que tuviese que ser titular en la final de la Supercopa de Europa ante el Chelsea. Y Adrián respondió, tanto es así que se llegó a la tanda de penaltis con 2-2 en el marcador, y el guardameta sevillano detuvo el quinto lanzamiento del Chelsea, ejecutado por Tammy Abraham, dándole así el título al Liverpool y ganándose el total respeto y confianza de la afición, sus compañeros y en especial de su técnico, Jürgen Klopp, que siempre ha tenido buenas palabras para él.

A día de hoy, Adrián continúa en el Liverpool tras haber renovado una temporada más, siendo considerado una pieza importante para la cohesión en el vestuario, aparte de ser un portero de plenas garantías si le llega la oportunidad de jugar, pues siempre ha tenido a un guardameta de élite como Alisson por delante. En total, Adrián acumula con el Liverpool 14 partidos en la Premier League y cuatro en Champions League, entre ellos la vuelta de los octavos frente al Atlético en Anfield, justo antes del confinamiento. Sus títulos cosechados como ‘red’, hasta el momento, son: una Supercopa de Europa, un Mundial de Clubes, una Premier League, una FA Cup, una Copa de la Liga y una Community Shield.

Fue una pena que Adrián no continuara en el Real Betis más allá de aquella temporada, pues se podía esperar que fuera un portero para muchos años, además de ser bético como cualquiera de nosotros. Sin embargo, también da satisfacción ver a uno de los nuestros en los mayores escenarios del mundo del fútbol, y ahí ha estado Adrián siempre que se le ha requerido dando la talla. Desde que se marchó, se ha rumoreado su vuelta a Heliópolis en varias ocasiones, pero no se ha dado; sin embargo, se le ha podido ver visitando y saludando al personal en la Ciudad Deportiva Luis del Sol -como en el pasado mes de octubre-, y también en el Benito Villamarín en alguna ocasión. Esta siempre será su casa, y como tal siempre será bienvenido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí