Opinión| ¿Qué le pasa a Cameron?

0
205
Foto: Inés Montero

El Betis de María Pry no levanta cabeza desde el derbi (0-6) del pasado 25 de noviembre. Las verdiblancas encadenan 8 partidos sin conocer la victoria ni puntuar, lo que las coloca en el 13º puesto de la tabla a tres puntos del descenso que ocupan el Granada C.F y el Sporting de Huelva. A eso hay que sumarle que, las béticas es el equipo más goleado de la liga con 40 goles en contra y sólo 14 a favor, por lo que ahora mismo estos números podrían mandar al club a segunda división.

A los graves problemas defensivos que tiene el Betis Féminas y que contra el Villarreal C.F a domicilio (2-1), volvió a demostrar en los dos goles de Mckenna. La jamaicana se zafa fácil dentro del área del marcaje de Roberts y en el segundo gol remata sola en el área chica sin marca.

A parte de todo esto, hay jugadoras que tienen que dar un paso adelante. Una de ellas es Tiffany Cameron, la ex del Ferencváros Fem llegó a la entidad en septiembre del año pasado y tiene contrato hasta el 30 de junio de 2025. La delantera ha disputado 16 partidos y un total de 811 minutos. En todos ellos, sólo recuerdo una actuación a la medida de lo que se espera de ella y contra el próximo rival de las verdiblancas en liga, el Real Madrid de Alberto Toril.

En aquel partido, la jamaicana maquilló la goleada sufrida en el mes de octubre, en el Alfredo Di Stéfano (5-1) con una jugada que lleva su sello. La delantera aprovechó un pase de Gema al espacio y en carrera se libró de la marca de Ivana y doblegó a Misa con su disparo. Eso es lo que se espera de la jugadora sobre el césped.

Con la baja de la delantera titular, Carmen Álvarez se perderá lo que resta de temporada tras romperse el ligamento cruzado en el partido que enfrentaba a las verdiblancas al C.A Osasuna en Tajonar (1-2). Con su baja, Tiffany ha cogido más protagonismo junto con Júlia en la punta de ataque bético, pero le falta explotar su velocidad, su verticalidad. Con ella, el Betis puede estirar el campo y tener más opciones de llegar al área rival.

Pero para que esto explote, la jugadora tiene que vencer la apatía sobre el campo y ubicarse dentro del campo. Por momentos se la ve baja de ritmo, tímida en la presión y desubicada cuando el Betis tiene la posesión. Una de las asignaturas de Pry es dar con la tecla para que la jugadora jamaicana sea el revulsivo que de alas al conjunto de Heliópolis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí