El canterano de la semana: Manu Morillo

0
940

Hoy en ‘El canterano de la semana’, nuestra sección de todos los martes, por primera vez nos podemos ceñir a la actualidad de nuestro Betis Deportivo, ya que este pasado fin de semana daba comienzo la Segunda RFEF, con victoria del filial verdiblanco por 2-1 frente al Cádiz CF Mirandilla, en la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Por ello, hoy nuestro protagonista no puede ser otro que el autor del gol que daba al Betis Deportivo los tres primeros puntos de la temporada, Manu Morillo.

Nacido en Sanlúcar la Mayor, con 20 años recién cumplidos, diestro y con 1’82 de altura, Manu Morillo es un delantero muy completo. Con gran olfato goleador, calidad para asociarse con sus compañeros e inteligente moviéndose sin balón, aparte de un buen juego aéreo y garra en las disputas. Puede jugar, por supuesto, en punta, pero también por detrás de este o tirado a banda, como ha hecho otras veces acompañando, por ejemplo, a Raúl García de Haro. 

El pasado domingo, desde que entró desde el banquillo en el minuto 66, el Betis Deportivo dio un paso adelante, siendo superior a su rival y mereciendo la victoria. El equipo, fruto de esa superioridad, se adelantó con gol de Assane. Posteriormente, recibió el empate en una jugada aislada, pero el filial verdiblanco tuvo personalidad, se repuso, y sólo 3 minutos después el propio Manu Morillo remataba de cabeza un centro de Lucas Alcázar, que el portero cadista sacaba ya desde dentro de la portería, pero por si acaso, el sanluqueño la acababa remachando, poniendo el 2-1. Repleto de confianza, estuvo a punto de firmar su doblete, con un disparo lejano que salió rozando el palo. Sin duda, se reivindicó como una pieza que puede ser decisiva para Alberto González. Aunque por desgracia, su camino hasta aquí no ha sido nada fácil.

Recaló en el Real Betis Balompié cuando, por edad, aún jugaba a fútbol 7. Tuvo un desarrollo físico temprano, y ello le hizo destacar fácilmente e ir quemando etapas, siendo prácticamente siempre el máximo goleador de su equipo. Con los años fue desarrollando su fútbol, lo que le acabó llevando, entre otras cosas, a la Selección Española sub-17 (con la que llegó a disputar 4 partidos, anotando 1 gol) y a recibir cantos de sirena por parte de los clubes más grandes del país, siendo rechazados y haciendo el Betis un esfuerzo por retenerle, con un contrato que aún a día de hoy acaba en 2024.

En la 19/20 estuvo en las filas del juvenil del Calavera CF, y para la siguiente temporada pasó a formar parte del División de Honor verdiblanco, llegando a intercalarlo también con participación en el Betis Deportivo en Segunda División B, de la mano de Manel Ruano. Ahí, emergió su figura, ya que anotó el tanto de la victoria por 2-1 en un encuentro frente al Real Murcia, y su nombre empezó a estar en boca de muchos. Pintaba bien su evolución, pero en diciembre, en el derbi juvenil de la segunda vuelta ante el Sevilla, sufrió una lesión muscular, que posteriormente se complicó y le hizo perderse lo que quedaba de temporada.

Sin embargo, su rendimiento no pasó desapercibido para Manuel Pellegrini, y estando ya recuperado, con tan solo 17 años, fue citado para el primer stage de pretemporada con el primer equipo del Real Betis en 2021, en Bad Ragaz (Suiza). Tras superar esa grave lesión y estar ya en la órbita del primer equipo, era una temporada importante para Manu Morillo, para consagrarse y volver a encontrar continuidad. Comenzó volviendo a intercalar filial, ya en Primera RFEF, con Juvenil División de Honor, marcando en la segunda jornada. Pero pronto, una nueva lesión muscular volvió a truncar su progresión, haciéndole perderse otra vez 5 meses de competición. Pudo volver, ya en marzo de 2022, para ayudar al Juvenil, que no era otro que el dirigido por Aitor Martínez, que llegó a la final de la Copa del Rey y a la Copa de Campeones, teniendo una leve participación en ellas.

En el curso pasado, ya a todos los efectos jugador del Betis Deportivo, pudo disfrutar de un poco más de continuidad, pero volvió a tener algunos problemas físicos. Disputó en total 21 partidos, en Segunda Federación, con 4 goles y 1 asistencia. Entre final de febrero y marzo enlazó tres jornadas consecutivas marcando, pero justo en el siguiente partido, contra el UCAM Murcia, tuvo que ser sustituido de nuevo por lesión, no volviendo a reaparecer hasta casi dos meses después, para las últimas dos jornadas de liga.

Para esta temporada, de nuevo lo principal para él es tener la continuidad deseada por todo futbolista y poder estar siempre disponible para su técnico. El ‘9’ ha hecho una buena pretemporada, anotando 3 goles, y ha tenido este esperanzador inicio, dándole la primera victoria al equipo. Tiene fútbol de sobra, y así se ha visto cuando las lesiones se lo han permitido. Ojalá este comienzo sea prolongado en el tiempo, y que las cosas le vayan bien, y en verdiblanco, porque nadie se lo merece más que él.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí