Opinión| Un mercado frenético e ilusionante

0
205

El Real Betis consiguió cerrar ayer sobre la bocina la guinda de su magnífica planificación deportiva.

Pocos se esperaban un mercado veraniego tan ajetreado como el bético, pues el club ha realizado en torno a 20 operaciones entre entradas y salidas de futbolistas, un número al que estábamos poco acostumbrados después de los últimos años y la situación del club.

El principal valedor de todo esto ha sido Ramón Planes y su equipo de trabajo, pues han hecho un mercado magnífico y han conseguido dejar una plantilla muy competitiva y completa, generando mucha ilusión en el beticismo.

Con su llegada, Planes empezó a trabajar sin descanso, con sus ya conocidas llamadas telefónicas, que han propiciado la salida de de 11 futbolistas, ya sea por terminación de sus contratos, por decisión propia del futbolista (Canales), por retirada en el caso de Joaquín, o por ser descartes del técnico, esto último siendo un problema en las últimas temporadas, ya que no se les conseguía dar salida. A su vez, la dirección deportiva ha realizado nueve incorporaciones nuevas, las cuales han mejorado notablemente la plantilla en cada una de las posiciones reforzadas, dando el paso adelante que tanto se demandaba desde el club. Todo esto lo han conseguido habiendo obtenido grandes ingresos por ventas, firmando jugadores por muy buenas cifras y obteniendo un superávit total de casi 20 millones entre todas las operaciones.

Además de esto, la continuidad de Guido es también clave, siendo una pieza fundamental en el esquema de Pellegrini y un futbolista crucial. Las renovaciones de Claudio Bravo y Andrés Guardado, dos pesos pesados en la plantilla y para el cuerpo técnico, son vitales para mantener el liderazgo y buen ambiente entre todos los miembros.

Dicho esto, es como para no estar orgullosos del trabajo realizado, tanto con la dirección deportiva, como con los jugadores y el club, que han realizado múltiples esfuerzos para tener el equipo que a día de hoy tiene el club. Uno de ellos es el caso de la última y angustiosa contratación, la de Ez Abde proveniente del FC Barcelona, un futbolista que genera una expectación brutal por el jugador que es y gracias a sus esfuerzos y de la directiva del club, han logrado que sea la guinda perfecta de un ilusionante mercado veraniego.

Aún queda mucho por trabajar, como en la renovación de un capitán general como Guido Rodriguez y otros futbolistas, o en caras nuevas, pues el equipo verdiblanco aún dispone de dos dorsales libres en la primera plantilla, que pueden ser cubiertos por dos nuevos futbolistas en el mercado invernal cuyos nombre ya han podido sonar con fuerza en Heliopolis. Aunque, debemos dar un poco de tregua y descanso a los artífices de esta absoluta maravilla de equipo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí