Segunda evaluación

2
768

Llegamos a la jornada 26 y es el momento propicio y adecuado, justo en un parón por selecciones, para realizar una segunda evaluación del desempeño de nuestro Real Betis Balompié en la temporada 22/23.

Como ya comenté en la primera, este año los tramos han cambiado debido a la llegada del mundial, así que si antes miraba las jornadas de la 14 a la 25, este año empezamos con la primera jornada post mundial, la 15, y cerramos con la 26, en total 12 partidos disputados de liga. También hablaremos de las demás competiciones, Supercopa, Copa del Rey y Europa League.

En este tramo de liga tenemos un parcial de 6 victorias, 3 empates y 3 derrotas. Un 50% de victorias que está muy bien, sobre todo teniendo en cuenta que la prensa no deja de ver una grave crisis de juego y resultados en el Betis. Crisis que debe ser la más rara de la historia, teniendo en cuenta que se pierde solo el 25% de los partidos de liga. Las derrotas llegaron, eso sí, de manera casi consecutiva, Español en Cornellá y Barcelona y Celta en Villamarín derrotaron, siempre por una diferencia de un gol, al equipo verdiblanco. Entre Español y Barcelona, victoria en Getafe con un juego cicatero, lo que dio pie a la prensa sevillana para intentar vender la zozobra que tan bien les ha salido en otras ocasiones. Las victorias se lograron, además de en el Coliseum Alfonso Pérez,  en Vallecas, Almería y Elche, más dos victorias en casa contra Valladolid y Mallorca. Siendo los meritorios empates ante el Athletic club de Bilbao y Real Madrid en casa, y frente al Villareal en el estadio La Cerámica, un resultado que certifica la superioridad verdiblanca en el goal average particular con el submarino amarillo.

Estos resultados han hecho que el Real Betis sume 21 puntos, lo que le sitúa en el sexto lugar de la tabla en este periodo, empatado con el quinto clasificado que es el sorprendente Real Madrid, que ha hecho un segundo tramo bastante regular para lo que se espera de él, hasta el punto de que se le ha puesto la pelea por el campeonato casi imposible.

Otro de los motivos a los que se agarraron algunos críticos para hablar de crisis, fue que el equipo de Pellegrini recibió demasiados goles en algunos partidos, rompiendo con la regularidad que en el primer tercio de liga había demostrado en esta faceta. El Betis materializó 17 goles y recibió la friolera de 14, siendo el partido contra el Celta en casa el más engañoso de todos, pues el equipo gallego convirtió prácticamente cada ocasión que tuvo, y nos endosó cuatro.

En cuanto al juego del equipo, como desde el principio de la temporada, podemos decir sin temor a equivocarnos que el Betis no tiene la brillantez del año pasado. Las constantes lesiones en la línea más creativa, la de media puntas y, lo que entiendo que es una decisión de entrenador, mandar al equipo a controlar más y mejor el partido tras adelantarse, provocan que la faceta ofensiva se vea mermada. La famosa teoría de la manta corta. O tapa los pies o tapa la cabeza.

Teniendo en cuenta que la entidad parte con el octavo presupuesto y límite salarial, las lesiones que está sufriendo y que mantiene el pulso de la pelea por Champions (en este tramo, tercero y cuarto suman 22 puntos – solo uno más que el Real Betis -, y son el Celta y la Real Sociedad), la nota del Real Betis en liga es sobresaliente.

Vayamos con el resto de competiciones.

En este tramo de temporada hemos dicho adiós prematuramente en las tres competiciones del K.O. en la que estábamos. Hablemos brevemente de ellas en orden cronológico de caída:

Supercopa. Caemos en una semifinal que nunca debería jugarse (la Supercopa debería ser para campeones de Liga y Copa, y no esta competición milonguera que han organizado para enriquecer a unos pocos), ante el mejor equipo de la Liga Española y haciendo un partidazo con Luiz Henrique y Nabil Fekir en modo estrella. Caer por penaltis ante un equipo así y de esa manera me parece que es una competición Notable del equipo de Pellegrini.

Copa del Rey. Cae el Betis en segunda ronda ante un buen Osasuna que ha estado toda la temporada rondando los puestos europeos, y que, actualmente, es firme candidato a la final. El partido fue de poder a poder y estaba ganado en el minuto 90, pero un error en el descuento provocó el empate de Osasuna, que terminó llevando el partido a los penaltis y ganándolo. En mi opinión, no es ningún deshonor caer de esta manera, y le doy al Betis un Suficiente.

Europa League: Después de una sobresaliente fase de grupos, el Real Betis se topó en octavos de final con uno de los cocos de la competición, un Manchester United con una racha de resultados imponente que había recibido un doloroso correctivo precisamente el partido anterior a la ida de la eliminatoria. El Betis plantó cara 50 minutos en la ida y todo el partido de vuelta, pero perdió ambos partidos y evidenció que aún está lejos de empresas de este calado. Con todo, considero que la participación del club puede considerarse como un bien alto. incluso Notable.

Haciendo un recuento de las cuatro “asignaturas”, me sale una nota media de notable bajo, y creo que se corresponde realmente con la labor, la entrega, el esfuerzo y el rendimiento de este equipo magistralmente dirigido por Manuel Pellegrini.

Os espero al final de temporada para la tercera evaluación.

Foto vía: Real Betis Balompié

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí