Miranda y la historia del tifo del Betis-Barça: «Para mí fue un orgullo»

0
214

El Real Betis-Barça del 7 de mayo de esta temporada fue uno de los días más especiales en el Benito Villamarín en los últimos tiempos. Se trataba del primer partido en casa del conjunto verdiblanco tras haber conquistado la Copa del Rey el 23 de abril. Era una fecha importante y la grada de animación Gol Sur 1907 no falló a su cita, realizando un doble tifo con dos mensajes distintos: el deseo y el sueño cumplido de ganar la Copa del Rey. Detrás de ello, hubo mucho trabajo detrás, más de dos semanas de preparación, a contrarreloj… en las que estuvo presente Juan Miranda.

El de Olivares ha contado en una entrevista en el canal de Youtube de Gol Sur 1907 cómo vivió ese momento: «Tienes tiempo libre, puedes y es especial. He vivido aquí siempre, cuando he estado fuera he vuelto dos días y siempre le decía a mi madre ‘consígueme una entrada para el Betis’. Yo al estar fuera no podía y siempre se lo pedía para ir. Para mí es un orgullo hacer el tifo». Además, comentó que el vestuario no sabía que el lateral zurdo estuvo presente en la dura creación de ese tifo, que fue el más grande de la historia desde que existe la grada de animación: ¿Lo sabía el vestuario? «Después se enteraron y les gustó mucho. Me hablaron después de cómo quedó el resultado. Los que salieron al principio no vieron el cambio y luego lo vieron y…», finalizaba.

El niño que viajó a la final de Copa del Rey a Madrid en 2005, con su bufanda y su bandera, para vivir su primera final como aficionado. Casi dos décadas después se convirtió en el héroe de la final en La Cartuja, aunque para él fue mérito colectivo. «Venir al Betis, a tu club, y que en tu segundo año ya tengas un título… para mí es algo que todavía ni me lo creo. Fue un sueño y esperemos que sea el principio de algo muy bonito que venga ahora en el presente y en el futuro. Como he dicho siempre, yo no soy ningún héroe. El último penalti lo metimos todo el equipo. Gracias al equipo tuvimos la oportunidad de llegar hasta el final con posibilidades. La Copa es de todo el beticismo y de todo el equipo».

Por último, le preguntaron si realmente los jugadores valoran los tifos, a lo que confesó: «Por muy concentrado que estés sí que te das cuenta lo que pasa alrededor. Un estadio con 50.000 personas cantándote… Cuando hay este tipo de tifo o mosaicos te das cuenta de la importancia de los partidos. Los jugadores estamos acostumbrados, pero cuando hay un ambiente especial le das más importancia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí