Desde Chile para ver al Betis: una pasión sin fronteras

0
399

Desde que los aficionados del Real Betis conocieron la historia de Daniel “Bético Chileno”, se volcaron de lleno para que las condiciones de su visita a Sevilla fueran inmejorables. Nacido y residente en Chile, Daniel es uno de esos ejemplos que atestiguan que el Real Betis carece de fronteras y que su sentimiento se extiende más allá del límite de la razón. El conjunto verdiblanco es su pasión y por eso movió cielo y tierra para cumplir lo que tantas veces soñó, volar hacia España atravesando más de 10.000 kilómetros y disfrutar en directo de un partido del Real Betis en el Benito Villamarín.

El pasado domingo ante el Getafe, bajo una bonita tarde de sol que adormecía en Sevilla, Daniel pisaba el estadio con la bandera de Chile en su espalda y el escudo del Real Betis en su corazón. Entusiasmados con su historia, desde InformaBetis hemos contactado con él para conocerla a fondo y así es como surge esta entrevista.

P: Dani, creo que la primera pregunta es obligada y quizá es la que traspasa la mente de cualquiera que conozca tu historia en el primero de los lugares, ¿cómo llega tu afición por el Real Betis y cómo acaba un residente de Chile enamorándose del club?

R: “Mi afición por el club empieza en el año 2015, por el creador de contenido, JuanluDBZ, el cual es un bético y siempre lo demostró así, mostrando su pasión y el cariño que le tenía al equipo, ahí empecé a ver más al equipo, algún que otro partido y documentales del mismo, sumado a comprarme alguna camiseta, ya cuando llegan mis dos compatriotas se adquiere un gusto más intenso y ya ahí ya empiezo a hinchar por el Betis.”

P: Y aún quiero retomarme más atrás en la historia para preguntarte por tus inicios como aficionado de fútbol, porque de sobra sabemos que en el corazón llevas al Real Betis pero, ¿seguías de igual manera el fútbol y de ser así, cuál es el equipo que comparte habitación con el verdiblanco en el sentimiento de Dani “Bético Chileno”?

R: “Sí, desde pequeño que el fútbol me gusta, soy y seré de Colo-Colo por siempre, pero es verdad que últimamente mi atención ha sido más al Betis por el nivel del fútbol chileno, aun así soy colocolino de corazón.”

P: Hablando de Colo-Colo, curiosamente por casualidades de la vida, recuerdo un par de amistosos en noviembre del 2022 en el Sausalito de Chile con un resultado para olvidar del Real Betis, ¿pudiste vivir esos partidos? Porque imagino que juntarse los dos equipos de tu corazón a los que además separan miles de kilómetros no ocurre todos los días.

R: “De hecho mi nacimiento como el Bético chileno fue ahí, apenas me enteré que el Betis iba a Chile puse manos a la obra para conseguir algo del club. Gracias a los béticos que etiquetaron a Ozgur, pude contactarme con Juan Bustos y conocer a toda la plantilla del Betis, por consiguiente y de forma autónoma viajé a Viña a ver el segundo amistoso de ambos equipos. Fue especial, al ser amistosos no hubo sufrimiento de mi parte, me daba lo mismo lo que pasara porque estaba viendo al Real Betis en vivo jugar contra Colo-Colo, nunca pensé que el Betis iría a Chile, ni mucho menos a jugar contra Colo-Colo.”

P: Además, como has mencionado anteriormente, la representación chilena en el Betis existe actualmente en las figuras de Claudio Bravo y Manuel Pellegrini, dos estandartes más que importantes de la actualidad verdiblanca y que de seguro ocuparán para siempre un lugar en la memoria de los béticos. ¿Fueron estas llegadas claves para afianzar tu pasión por el club sevillano?

R: “Sí, en ese tiempo ya me consideraba bético, ya veía la mayoría de partidos y todo eso, pero cuando llega Pellegrini y Claudio me crece mucho más el interés, a pesar de como la mayoría, no confiar en el DT chileno por su edad.”

P: Y ya Daniel, vayamos a la actualidad. ¿Cómo se cuece tu visita al Benito Villamarín? Y, sobre todo, ¿cómo entiendes que es el momento? Porque entiendo que en estos casi diez años como hincha del Real Betis se te habrá pasado muchas veces por la cabeza y otras tantas lo habrás soñado pero, ¿por qué ahora?

R: “Bueno, la verdad tengo 21 años recién cumplidos y mi vida pasó por etapas difíciles también… después de la pandemia, apenas ya era adulto ingresé a la universidad y tuve una crisis vocacional que me tuvo psicológicamente mal, claramente no era el momento para dar este paso, por suerte superé esos problemas y post-visita Betis a Chile me propuse viajar, yo siempre comentaba que serían un par de años. ¿Qué me hizo cambiar de opinión?, el nuevo Villamarín… yo no podía no conocer este estadio, el estadio que yo conocí con el Real Betis, tras esto adelanté mis planes y gracias a esfuerzos se pudo hacer el viaje para antes de la remodelación.”

P: Eso que comentas es muy certero, la casa de los béticos dentro de bien poco será completamente nueva y el actual estadio quedará supeditado a la memoria de los aficionados. Una vez esto pasa por tu mente y decides emprender el viaje, ¿cómo fueron los preparativos? Ya eras una persona “conocida” en redes sociales e imagino que eso facilitó el acceso a la información necesaria.

R: “Pues todo fue rápido, por temas económicos yo ya empecé a cotizar y ver billetes hace un año aproximadamente, mis cotizaciones iban entre 750 a más de 1200, cuando un día vi una oferta muy buena, solo compré el viaje, sin ver las escalas al detalle ni la duración del vuelo, yo solo quería ya asegurarme de que viajaría, desde que compré el viaje hasta que volé hice una cuenta atrás en Twitter cada día, contando los días con ilusión y ansias para llegar a Sevilla.”

P: Esa cuenta atrás ya llegó a cero pero Dani, ¿cómo fueron esos últimos días cuando veías el crono acercarse al momento exacto de partir hacia España? ¿Qué te pasaba por la mente?

R: “Con muchos nervios, ansiedad e ilusión, ya iba haciendo los preparativos en el equipaje, o mis amigos ya organizaban una despedida para mí, todas esas señales me ponían más ansioso y me indicaban que estaba muy cerca de mi objetivo. Ya en el aeropuerto con algo de nostalgia llegó la hora de despedirse de la familia y emprender el rumbo a cumplir el sueño.”

P: Y el sueño se hizo realidad, tras mucho tiempo esperando Dani llega a Sevilla y enfila hacia la salida del vomitorio del Benito Villamarín. Cuando asoma, ve un estadio con el que ha soñado miles de veces. ¿Qué sentiste en ese momento?

R: “Bffff fue como una misión cumplida la verdad, ver todos los esfuerzos, sacrificios que hice para cumplirlo… darme cuenta que todo eso valió la pena totalmente y que estaba frente a un estadio europeo, a un estadio repleto de gente, que estaba en el Benito Villamarín que siempre lo vi por la tele, que por fin iba a disfrutar de mi Betis en vivo y en directo, de su himno, de su gente y de todo lo que conlleva el Betis.”

P: Y el himno, porque si aún a los béticos que tienen la fortuna de asistir a cada cita en casa sienten erizar sus pieles cuando lo entonan, ¿qué siente quién lo escucha en directo por primera vez?

R: “Lo del himno para mí fue lo más sorprendente de todo, los medios del club me grabaron todo el himno y hay 2 o 3 veces que no puedo seguir de la emoción, era algo que llevaba esperando por mucho tiempo y fue más sorprendente de lo que esperaba, uno no entiende la magnitud de ser uno de los más de 50 mil personas que está cantando al unísono el himno, simplemente es el momento más significativo que me llevo del estadio.”

P: Por mala fortuna, no se pudo conseguir la victoria en el partido ante el Getafe, pero intuyo que eso no restó apenas disfrute a la experiencia de Dani en el Benito Villamarín. Ganar era importante pero quizás fue opacado por todas las demás emociones. Aún así, sí pudiste celebrar el primer gol en el estadio, ¿cómo fue?

R: “Bueno, sí, el partido estéticamente no fue el mejor para los aficionados, pero estaba viendo al Betis en su estadio por primera vez, no me importó en nada el desarrollo del juego al principio… después vibré, reclamé y viví el partido como uno más, y en el gol fue como si conociese a todos, abrazándoles y saludando felices. Nos unía la misma pasión y todos estábamos en la misma sintonía, eso es lo bonito de compartir equipo en el estadio.”

P: Por último Dani y tras agradecer que compartas con nosotros tu emotiva historia, ¿cómo son los béticos? Entiendo que en esta experiencia habrás podido interactuar con muchos locos de la cabeza que habrán compartido contigo miles de batallas. ¿Qué impresión te llevas de la afición del Real Betis?

R: “Bueno, los béticos son responsables mayoritarios de que yo esté enamorado de este club, son pasión, muy parecidos a las mejores aficiones de Sudamérica y muy distintos a las aficiones europeas, que suelen ser más pasivas o quieren ver el partido sin algún ruido o sin ningún escándalo, pero para mí la pasión en el fútbol es importante, me pasó en el estadio que de la impresión me levanté de mi asiento y atrás ya me regañaban porque no veían, pero bueno, no todos son así e incluso también entiendo su postura de ver fútbol más tranquilos. También les puedo decir cercanos, desde que llegué me mostraron una cercanía al borde la locura, yo solo por ser bético ya era de sus familias, ya me invitaban a sus casas, a sus autos o compartir la intimidad familiar, la verdad ha sido increíble.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí