Opinión| Juventud al poder

0
574

La sensacional actuación del guardameta Fran Vieites contra Las Palmas, en la que fue, para muchos, el mejor jugador bético sobre el tapete, peleando tal honor con dos campeones del mundo como son Guido Rodríguez y Germán Pezzella, me inspira para hablar del elefante en el salón, ya saben, ese tema que está ahí, delante de todos, y del que nadie se atreve a sacarlo a colación.

Soy de la opinión de que Manuel Pellegrini se siente más confiado cuando en el once inicial salen jugadores con cierta trayectoria a sus espaldas. Dicho de otro modo, le gusta más poner a veteranos que a jóvenes. Sin embargo, tiene una forma curiosa de proceder. En los tres años y medio que lleva aquí le ha ido dando minutos a varios canteranos, pero pocos se han terminado afianzando en el primer equipo y han optado a formar parte de las rotaciones. Savo Edgar y Aitor, que tuvieron que hacer la mili con cesiones a otros equipos, o Miranda que realmente salió muy joven y su vuelta fue un traspaso desde Barcelona, los canteranos han sufrido mucho para hacerse un hueco en el once titular, y eso, hablando de un entrenador que considera que las rotaciones son vitales para que la plantilla aguante el tirón de la temporada completa a nivel físico, y además sirven para hacer grupo y que todos se sientan útiles, resulta especialmente llamativo.

En el tiempo que lleva el míster en nuestra entidad, han disfrutado de minutos a cuentagotas, incluyendo alguna titularidad obligada por las circunstancias, Fran Delgado, Hermoso, Calderón, Raúl García, Enrique y los actualmente cedidos Rober y Félix Garreta. De esa hornada inicial con Pellegrini, solo Paul y Rodri se hicieron con un sitio de nivel en la primera plantilla, y el costamarfileño, entre lesiones, enfermedades y cosas raras, no terminó nunca de aportar lo que algunos le veíamos dentro. También Juan Cruz se ha quedado en la primera plantilla tras su fulgurante debut el año pasado, pero la maldita lesión en la gira invernal en tierras sudamericanas truncó su progresión y en la actualidad Pellegrini apenas cuenta con él, sonando con insistencia la posibilidad de una cesión en el próximo mercado de enero.

Este año, ante una configuración de plantilla con menos efectivos que años anteriores por necesidades económicas, Assane Diao aprovechó su oportunidad ante la lesión de Luiz Henrique y la baja forma inicial de Rodri, con cuatro goles que han supuesto puntos y la demostración de que su empuje, velocidad y verticalidad pueden ser de mucha utilidad para el míster. La última gran apuesta por la cantera es el hombre con el que hemos empezado esta columna, Fran Vieites, que ha aprovechado las bajas de Bravo y Silva para dar muestras de su entereza y saber hacer como portero, terminando con la guinda de un soberbio encuentro ante Las Palmas, en el que muchos le consideran, y así quedó demostrado con la ovación final, el héroe del partido.

El Betis no tiene un gran problema de envejecimiento de plantilla, quede claro, sí es cierto que es de las más veteranas, pero su media no llega a los 30 años. Sí tiene, en mi opinión, la necesidad de ir rejuveneciéndola poco a poco, porque en este mundo mercantilizado, las ventas de jugadores son necesarias para subsistir y competir con los demás equipos sin bajar el nivel. Es bueno e incluso necesario tener jugadores veteranos. Andrés Guardado y Claudio Bravo son líderes naturales con una grandísima experiencia a sus espaldas que, por si fuera poco, son leyendas vivas de sus respectivos países y selecciones nacionales, así como Pezzella demuestra una enorme jerarquía, William Carvalho su enorme clase o Nabil que es un líder extremadamente carismático. Por eso este verano fui crítico con la contratación de jugadores que sobrepasaban esa línea de la treintena: Isco, Bartra, Ayoze y el recientemente incorporado Sokratis, la superan y lastran la necesidad de rejuvenecimiento, que se atasca, además, por la pertinacia del míster de no contar mucho con canteranos.

El club, sin embargo, parece entender que ese es el camino, y desde la dirección deportiva, tanto Cordón en su último año con las incorporaciones de Luiz Henrique y Abner, como Ramón Planes, con Chadi Ryad, Abde y Altimira, han apostado por ponerle mimbres con menos trayectoria al cesto que es la plantilla del Real Betis. La suma de estos jóvenes con los que van despuntando a cuentagotas desde el Betis Deportivo, serán la base del futuro del equipo verdiblanco, y ahí es donde se encuentra las auténticas posibilidades de ventas millonarias que impidan que el club vuelva a meterse en el problema financiero en el que anda inmerso desde la pandemia y el parón de mercado subsiguiente.

La apuesta por la nueva y recién estrenada ciudad deportiva en la cercana localidad de Dos Hermanas es todo un mensaje a navegantes que, desde este espacio, deseamos que Manuel Pellegrini entienda y haga suyo. Los minutos de Chadi, de Abner, de Assane, de Rodri y los del nuevo héroe local, Fran Vieites, dan pie a confiar en los nuevos talentos con mayor fuerza de lo que se viene haciendo hasta ahora. Ellos lo merecen y el club lo agradecerá a corto, medio y largo plazo.

Hágase.

Foto vía: Real Betis Balompié. @RealBetis

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí