Crónica| Villarreal 1-2 Real Betis: Willian José desata la locura

1
780

Arranca el Betis la temporada 2023/24 con buen pie, tras llevarse el gato al agua en La Cerámica ante un rival presumiblemente directo, con un gol en el tiempo de descuento, tras un igualado y sufrido partido, donde parecía que se firmaba el empate, pero en el que los verdiblancos llegaron enteros a los últimos minutos y supieron dar la puntilla. 

Alineaciones

Betis: Rui Silva, Sabaly, Pezzella, Luiz Felipe, Abner, Guido, Marc Roca, Isco, Luiz Henrique, Ayoze y Borja Iglesias.

Once esperado, salvo la inclusión de Abner en el lateral izquierdo en detrimento de Juan Miranda.

Villarreal: Jorgensen, Foyth, Mandi, Jorge Cuenca, Alberto Moreno, Terrats, Parejo, Comesaña, Baena, Gerard Moreno y Sorloth.

Con respecto a la temporada pasada, entra Jorgensen en la portería, y quizá sorprendía la ausencia de Capoue.

El partido

Arrancaba el encuentro a las 19:30 de la tarde, en una primera parte que iba a estar plagada de alternativas y con un ritmo relativamente alto, algo atípico en los partidos a mediados de agosto, dado el poco rodaje de los equipos. 

La primera la tenía el Villarreal en el minuto 5, que sorprendió al Betis en transición, con Sorloth que encontraba a Gerard Moreno, cuyo disparo era levemente desviado por Abner a córner, saliendo aún así el balón muy cerca del palo derecho de Rui Silva. Aunque la sensación era de que el Betis estaba incomodando al equipo de Setién con su presión, y que a partir de ahí podría crear acciones de verdadero peligro. Así fue en el 8’, cuando Marc Roca recuperó un balón que sirvió a Isco, pero este disparó arriba. No estuvo acertado aquí, pero era un preludio de lo activo que estaría el malagueño el resto del partido. En el 13’, Baena iba a enganchar un pase de por alto de Gerard Moreno y la iba a meter por la misma escuadra, pero el tanto iba a ser anulado acertadamente por posición antirreglamentaria. Reaccionaría el equipo de Pellegrini unos minutos después, con una buena internada de Sabaly que ni Borja ni Abner acertaban a rematar. Y esto, sólo iba a ser un aviso, porque en el minuto 19, Isco iba a poner a correr a Luiz Henrique, que vapulea a Alberto Moreno en velocidad, recorta en seco y la pone atrás para Ayoze Pérez, que define perfectamente con el interior a la cepa del palo izquierdo de Jorgensen, y colocaba el 0-1 en el electrónico. El lateral groguet, de hecho, tuvo que ser sustituido posteriormente tras hacerse daño en ese lance. 

Estos fueron los mejores minutos del Betis en el partido, que cogió confianza y se hizo dueño del encuentro y pudo aumentar su renta, con un casi autogol de Jorge Cuenca tras un centro de Sabaly y luego con una contra relativamente clara, pero en la que Ayoze no acertó a encontrar a Luiz Henrique, solo en el lado derecho. Después, en el 35’, Guido Rodríguez anotaba tras una falta lateral botada por Isco, pero era anulado el tanto por fuera de juego, bastante claro. Y antes de llegar al 45’, Ayoze la volvía a tener, tras un buen pase al espacio de Isco. El canario intentaba una especie de vaselina, pero con la yema de los dedos, Jorgensen lograba desviar el balón a córner. Este dominio y ocasiones del Betis, no le eximió de que el Villarreal gozara de una clara ocasión antes del descanso. Remate de cabeza a la salida de un córner de Gerard Moreno, que salvaba Rui Silva con un paradón. Se llegaba así a los vestuarios, en un partido con alternativas pero en el que merecía ir ganando el equipo de Manuel Pellegrini, como así era.

Para la segunda parte, entraba en el descanso Willian José por Borja Iglesias, y se iniciaban así de nuevo las hostilidades. Cambiaron las tornas, ya que el Betis salió quizá demasiado atrás y con el único objetivo de mantener el resultado. El Villarreal ahora era el dueño del balón y de las ocasiones. Tuvo primero un disparo Baena muy escorado, que detuvo Rui Silva sin problemas. Y luego tuvo otra realmente clara, con un cabezazo de Foyth que se marchó al palo, y en el rechace tampoco pudo embocarla Sorloth, en el área pequeña. Se sucedían los acercamientos del equipo castellonense, y en el 61’, tras una falta innecesaria de Luiz Felipe, Baena la ponía desde la derecha y Jorge Cuenca remataba batiendo a Rui Silva y empatando el encuentro. 

El partido continuaba por los mismos derroteros, y daba la sensación de que el Betis podía firmar el empate. Pero tras el carrusel de cambios, se vio que el Betis llegaba más entero al final del partido que el Villarreal, y ya avisó con un remate tímido de Willian José tras centro de Rodri desde la derecha. Y con el empate se llegaba al tiempo de descuento, con el partido algo roto, y sin que ambos equipos se decidieran a arriesgar realmente. Pero en el 95’, Paul despeja de cabeza un balón en largo de Jorgensen, combinan Willian José y Guardado, el brasileño abre a Sabaly a la derecha, y este la pone para que el Tigre de Alagoas remate de cabeza y desatara la locura de los aficionados béticos desplazados a Villarreal, y diera una victoria, en líneas generales, merecida para el equipo de Manuel Pellegrini, que empieza la competición dando un golpe sobre la mesa.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí