Opinión | La marea verde recupera sensaciones

0
559

Marea verde: dícese de aquella afición que, de verde y blanco y en representación de su club, invaden un lugar, tiñendo de su color aquella zona.

El Real Betis Balompié puede presumir de muchas cosas pero si hay una en la que destaca de manera holgada, es sin duda en tener la mejor afición del mundo. Una fiel infantería en la que l@s betic@s podemos vernos reflejados y sentirnos orgullosos cada día.

Almería se tiñó de verdiblanco, con un ambiente maravilloso y un buen trato por parte de una afición local que ya en Villamarín dejó seña de la clase que tienen, lo que es digno de destacar y elogiar. Nos recibieron como hermanos andaluces que somos e incluso hay que decir que un gran número de béticos reside en tierras almerienses.

En el plano deportivo, llegó la tan ansiada victoria, muy necesitada para aclarar esta mala racha de resultados de las últimas jornadas. Un equipo serio, con bajas importantes por sanción y que en ciertos momentos cometió varios errores defensivos que costaron los 2 goles locales y algún que otro susto que, junto con una mano salvadora de Rui Silva, nos permite sonreír con tres puntos más en la tabla clasificatoria.

Un gran Andrés Guardado, un mago como Sergio Canales, la clase de Rodrigo Sánchez, un Abner cada vez más acertado y que incluso ya desborda con facilidad, recorta y tira a portería aún siendo lateral. Juanmi también se suma al carro tras la lesión que, desde el 8 de septiembre, le tuvo apartado de los terrenos de juego. El equipo acusa en exceso la ausencia del jugador de Coín que empieza a recuperar su mejor nivel, el que tenía el año pasado.

Como nota negativa podríamos resaltar el partido de Germán Pezzela, a quien mejoró Víctor Ruíz. Sí, Víctor Ruíz. Guido Rodríguez tampoco está a su mejor nivel pero es cuestión tiempo -seguramente poco- que vuelva a recuperarlo, y sobretodo le vendrá bien jugar al lado del 14, don William Carvalho.

Por suerte el partido lo ganó el mejor y el mejor vestía de verde y blanco … o mejor dicho de azul, en el día de ayer.

Hay que confiar en este equipo, en este entrenador y su cuerpo técnico, merecen la confianza que se han ganado en el terreno de juego y no me cabe la menor duda de que van a responder con resultados positivos a final de temporada.

Este equipo, con el ingeniero a la cabeza, está sufriendo una transformación y se están adaptando las incorporaciones del mercado invernal. Estoy convencido de que aportarán mucho. Ello unido al mejor nivel que están recuperando piezas fundamentales, nos aupará a la zona noble de la clasificación y quién sabe si podemos llevarnos alegrías extra en la competición europea que tenemos por delante. La ilusión y la confianza en este equipo no me la quita nadie. VIVA EL REAL BETIS BALOMPIÉ Y SUS FIELES.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí