Opinión| Primera Evaluación

- Publicidad -

Suelo hacer las evaluaciones deportivas del Real Betis siguiendo el ejemplo de Torrecilla, dividiendo la temporada en tres partes más o menos iguales. Así, lo normal es que me pare a evaluar tras la disputas de las jornadas 13, 25 y 38. Es decir los bloques son de 13, 12 y 13 partidos de liga, metiendo en cada bloque los partidos de las otras competiciones que se hayan disputado en cada tramo.

Vaya de antemano que la realización de esta evaluación solo tiene como objetivo entretener y no sentar cátedra, así que todas las opiniones son respetadas, y yo simplemente entrego aquí la mía.

El avispado lector se habrá dado cuenta de que contra el Valencia disputábamos la décimo cuarta jornada, y es que las condiciones especiales de esta temporada recomiendan hacer las evaluaciones en las jornadas 14,26 y 38. Es decir, en bloques de 14, 12 y 12 partidos.

Y sin más preámbulos, pongámonos a evaluar.

- Publicidad -

En esta tercera temporada de Manuel Pellegrini, cuenta el Real Betis con el octavo presupuesto de Primera División, y también el octavo límite salarial. Estos apartados son «las armas» que dictan a priori las posiciones reales a las que un equipo debe aspirar a final de liga. Desde que el Ingeniero gobierna la parcela deportiva con ayuda de Antonio Cordón, las aspiraciones del club se encuentran siempre por encima de ese punto que marcan el presupuesto y el límite salarial. Señal de que las cosas se están haciendo muy bien.

El Real Betis ha llegado al parón por el mundial en sexta posición, con 24 puntos, empatado con el Atlético de Madrid, que está quinto, y el Athletic Club de Bilbao, que está cuarto. También está a solo dos puntos del tercer puesto, que es la Real Sociedad, con 26 puntos. En estos 14 partidos, ha ganado siete, empatado 3 y perdido 4. Solo con estos datos, ya podríamos decir que el resultado es muy positivo: se está luchando por un objetivo mayor al inicialmente indicado por el presupuesto, y se hace logrando que la defensa sea la segunda menos goleada de la competición. Aunque es cierto que, a cambio, se ha perdido brillantez en el juego ofensivo.

Otro detalle a tener en cuenta en este primer tramo es que se está en la pelea haciendo frente a cierto tipo de eventualidades: Por un lado, los problemas iniciales para inscribir jugadores, que puso en bandeja que Pellegrini repitiera once titular por primera vez desde que dirige al Real Betis, en las tres primeras jornadas. Y por otro lado, las permanentes bajas por lesión tanto en la zona defensiva (Sabaly, Montoya, Víctor Ruíz), como en la ofensiva (baja de larga duración de Juanmi, que empezó la temporada con un doblete; Nabil Fekir en dos ocasiones). Lesiones que explican, en cierto modo, la bajada de brillantez antes mencionada, pues han obligado a jugar demasiado tiempo con chavales muy jóvenes cuyos roles iniciales iban a ser algo más secundarios, y a sobrexponer a Canales…, aunque justo es reconocer que ha podido provocar la ilusionante llegada de Juan Cruz al primer equipo.

La otra competición que se ha disputado en este tramo de temporada es la Europa League en su fase de grupos. La trayectoria del Real Betis ha sido inmaculada al no conocer la derrota y lograr cinco victorias y un empate en seis encuentros. Habiendo logrado la clasificación directa a octavos de final en la cuarta jornada y asegurando la primera posición en la quinta, siendo, por último, el mejor equipo de la competición en esta fase, y mejorando lo realizado el año anterior, y evitando de paso la eliminatoria intermedia contra los «tiburones fracasados de Champions».

- Publicidad -

El paso por ambas competiciones es sobresaliente en esta primera evaluación. Y esa es mi nota para este primer tramo. Los datos son los que son… sin embargo conviene señalar que la trayectoria final de este periodo invita a pensar que el equipo está encontrando ciertas dificultades para mantener el nivel de juego y victorias, a lo que tampoco ayuda una lamentable labor arbitral cuya vara de medir está siendo, demasiadas veces, un disparate.

En este periodo de descanso mundialista sería ideal recuperar a jugadores que están muy por debajo del nivel que ya dieron el año pasado, todos estamos deseando que «O’rey Juanmigué» retorne a los terrenos de juego y nos deleite con sus desmarques y sus goles, y además necesitaremos que Nabil Fekir vuelva a su mejor versión. Si además de esto conseguimos que, a la vuelta a la competición, los árbitros respeten más a nuestros jugadores, la segunda evaluación será aun mejor que la primera. Así sea.

- publicidad -
- Publicidad -

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

P