Crónica| Real Madrid 71–48 Betis Coosur: Amarga despedida de Plaza

0
114

El Wizink Center fue testigo de un nuevo partido de la Liga Endesa. En este caso, el Coosur Real Betis visitaba al Real Madrid en la jornada 11 de la competición. La situación de ambos equipos antes del encuentro era totalmente opuesta.

Por un lado, los merengues llegaban al choque de la undécima jornada como líderes de la competición, por lo que su objetivo de la temporada es hacerse con un nuevo título liguero. Del lado bético, los de Joan Plaza visitaban Madrid como segundos por la cola, después de haber ganado tan solo 2 partidos en 10 jornadas. Tanto es así que ya se da por hecho la marcha de Plaza del club sevillano.

Quintetos iniciales

Pablo Laso apostaba por un quinteto sólido y con experiencia formado por: Heurtel, Abalde, Hanga, Yabusele y Tavares. Pese al gran nivel de la plantilla merengue al completo, el pívot caboverdiano era el jugador a seguir.

Por otro lado, el Betis Coosur de Joan Plaza salía a la cancha del Wizink Center con Evans, Bertans, Almazán, Vitto Brown y Pasecniks. Este último disputaba su segundo encuentro con el equipo, después de que debutara la pasada jornada ante el Club Baloncesto Canarias.

El partido

El encuentro comenzaba con posesión para el Real Madrid, después de que Tavares se impusiera en el salto inicial. Pese al claro favoritismo de los locales, las primeras jugadas del choque fueron muy imprecisas por ambos lados. De hecho, no fue hasta pasado el primer minuto cuando se abriera el marcador gracias a dos tiros libres de Yabusele. Así, el equipo de Pablo Laso comenzaba ganando e imponía la que sería la dinámica del resto del partido. Tanto es así que los merengues lograron hacer un parcial de 11-0 en cuatro minutos y medio. La incapacidad anotadora del Betis residía en la constante búsqueda de Pasecniks para que incidiera bajo aro. Claro que el pívot letón sufría la intensa defensa de un Tavares que acumuló dos tapones en los tres primeros minutos del cuarto.

La primera canasta bética llegaría en el 5:30, gracias a un Evans que parecía el más inspirado de los visitantes. Pese a ello y al gran alley oop protagonizado por Agbelese, el conjunto de Pablo Laso fue un rodillo y el partido se iba al segundo cuarto con 18-6 en el marcador. El Betis Coosur estaba totalmente fuera del partido.

El inicio del segundo cuarto continuó en la misma dinámica. Si bien es cierto que Pasecniks anotó para el Betis la primera canasta del cuarto, el Real Madrid seguía jugando cómodamente. El ritmo de partido era realmente lento como consecuencia de los múltiples errores del equipo de Joan Plaza y de las constantes personales que interrumpieron el encuentro. Los verdiblancos parecían seguir fuera del partido, y a la mínima efectividad anotadora se le sumaba la desconexión en defensa. Prueba de ello es que Poirier se llevó varios rebotes ofensivos fáciles que acabaron en canastas de los locales.  

El primer triple bético en el partido fue de Almazán, que logró anotar desde el perímetro después de que sus compañeros lo intentaran en ocho ocasiones de forma fallida. A partir de entonces, el equipo de Laso pareció relajarse en defensa, lo que provocó la llegada de la mejor versión de Evans. El base bético cogió las riendas del encuentro y anotó dos triples seguidos que recortaban la distancia en el marcador y que hacían un parcial de 0-6. Como consecuencia, el Betis ganaba el segundo cuarto por 14-15, aunque la distancia en el luminoso seguía siendo contundente. El partido se iba al descanso con un 32-21.

Tras el descanso, el Coosur Real Betis salió enchufado, con un Evans que se alzó como líder de su equipo. Nada más comenzar el cuarto, el base verdiblanco forzó un 2+1 que daba esperanza a los visitantes. Por primera vez en el partido, el Betis Coosur bajaba a menos de 10 puntos la diferencia en el marcador.

Sin embargo, estas buenas sensaciones tan solo fueron un espejismo. El Real Madrid mejoró, y los visitantes volvieron a la versión del primer cuarto. Los de Pablo Laso lograron colocarse 20 puntos arriba pese a no estar mostrando su mejor versión. Todo ello gracias al que fue el peor parcial del partido para el Betis Coosur: 18-2. Del lado merengue, Yabusele tuvo gran parte de culpa en la mejoría del equipo. La nota positiva del cuarto para los visitantes fue que debutó Dani Gómez, jugador de 17 años criado en las categorías inferiores del Betis. Llegaba el último cuarto con 57-34 en el marcador del Wizink Center.

Aunque parecía que la brecha en el luminoso era insalvable, el Betis Coosur volvió a salir con mejores sensaciones a la cancha en el último cuarto. De hecho, fue un cuarto mucho más igualado que el anterior. Dado que el encuentro parecía ya casi terminado, la velocidad de juego fue mínima, y el nivel de relajación por parte de ambos equipos aumentó. Pese a la escasez de ritmo, la ambición de jugadores como Poirier y Evans provocó que protagonizaran jugadas de gran nivel. Concretamente, el pívot francés llevó a cabo una enorme actuación defensiva en este último cuarto.

Con el partido llegando a su ocaso, Joan Plaza hizo debutar a otro joven de la cantera bética: Pablo Marín. El base de 19 años saltó a la cancha con ganas de liderar al su equipo y con la intención de anotar sus primeros puntos en la liga Endesa. Sin embargo, la defensa merengue lo evitó. El partido acababa con 71-48, y con un Joan Plaza que visitaba Madrid ya sentenciado.

El último partido de la “era Plaza” en el Betis Coosur fue un retrato de cómo ha sido el inicio de temporada del equipo. El conjunto verdiblanco no fue capaz de alcanzar los 50 puntos, y dio una imagen realmente pobre en determinadas fases del partido. El equipo necesita un cambio de forma evidente; quién sabe si Luis Casimiro, próximo entrenador del equipo, acabará dando con la tecla.

Foto vía: Real Madrid Basket Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here