Arabia Saudí toca al Real Betis

0
13503

El país del Golfo Pérsico ha llegado al mercado futbolístico con la intención de quedarse. Desde que Cristiano Ronaldo decidiera cambiar la Premier League por apostar por la liga saudí, han sido muchos los que han decidido cambiar Occidente para continuar con su carrera deportiva. El último, el jovencísimo Gabri Veiga que ha puesto rumbo al Al-Ahli F.C a sus 21 años.

El país ha trazado un plan a nivel estatal de corte multimillonario para sacudir el tablero del fútbol, mejorar su imagen y aumentar su influencia, a todos los niveles, en el panorama internacional. El balompié se ha convertido en una herramienta sencilla para desarrollar una nueva identidad de cara al resto del mundo: el dinero es el atractivo potencial, gracias al cual los cuatro grandes equipos del país saudí, Al- Hilal, el Al-Nassr , el Al-Ittiad y Al-Ahly están convenciendo a grandes futbolistas para apostar por una competición que está en crecimiento, pero que apunta a conquistar al gran público.

El Real Betis Balompié ha sido diana de la liga saudí, y ha conseguido captar a tres jugadores verdiblancos. El primero en volar hacia tierras pérsicas fue Álex Collado, su fichaje ha sido una suerte de estrategia trazada por el nuevo director deportivo Ramón Planes. El exjugador del F.C Barcelona jugó en el Elche F.C y fue inscrito en LaLiga EA Sports, pero rápidamente fue cedido al Al-OKkhdood recién ascendido a la liga saudí. Este movimiento ha sido realizado con la intención de que el extremo catalán “se vuelva a incorporar con nosotros”, afirmó Planes tras anunciar la cesión del jugador

El segundo fue Juanmi, que se ha marchado cedido por una temporada al Al-Riyadh para jugar en la Pro League saudí. Con su salida se libera masa salarial para que el conjunto verdiblanco pueda inscribir a los nuevos fichajes que ha realizado la entidad esta temporada, como Bartra y Bellerín que no han podido estar disponibles para la primera jornada de liga.

Y el tercero y último ha sido el central Luiz Felipe, con el mercado de fichajes ya cerrado a finales de agosto, el defensa ha puesto rumbo al Al-Ittihad, junto con Karin Benzema. La salida del jugador italo-brasileño ha dejado en las arcas béticas un saldo de 22 millones de euros más tres en variables, después de llegar a coste cero el pasado verano y disputar un total de 34 partidos con la elástica verdiblanca. Ha jugado solo una temporada, pero ha dejado claro su potencial y jerarquía en el centro de la zaga. Esta operación es la operación más importante realizada por el Betis desde 2019 con la transacción de Pau López.

Con estos movimientos queda claro que el mercado saudí se ha vuelto un claro atractivo, no sólo para jugadores que están en el final de su carrera, sino para aquellos que buscan crecer en la liga del Golfo Pérsico. A pesar de que son muchos los jugadores tentados y otros tantos que han dado el ‘sí quiero’ al país árabe, jugadores como Kroos se han mostrado rotundos ante la salida de futbolistas hacia esa liga: “Se hace muy difícil cuando jugadores, que están en la mitad de su carrera y tienen la calidad para jugar en los mejores clubes de Europa, deciden hacer esos cambios. La falta de derechos humanos es lo que me impediría irme”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí