Los “errores tontos” que condenaron al Betis ante el Villarreal

0
254

Anoche, el Real Betis Balompié cayó derrotado en el Villamarín frente al Villarreal en una noche aciaga para sus intereses (2-3). A pesar de llegar al descanso con 2-1 en el marcador, los de Pellegrini se lo pusieron fácil a los castellonenses en la segunda mitad, con una serie de errores de bulto que acabaron por decantar la balanza en favor del cuadro groguet, que remontó el partido e hizo que el Betis cayera a la séptima plaza.

Una vez iniciado el segundo período, el guion del encuentro no tardó en torcerse. En el 48’, un centro de Gerard Moreno, que no debió entrañar ningún peligro para la zaga verdiblanca, provocó un fallo de comunicación entre Guido Rodríguez y Sokratisque acabó con el central griego introduciéndose el balón en su propia portería. Un gol prácticamente regalado, dado que ni había posibles rematadores cerca de la acción, y que cambiaba diametralmente el panorama de la segunda mitad nada más comenzar.

Más tarde, en el 67’, se produjo otra acción clave para el devenir del partido. En una jugada desde la izquierda, el Chimy Ávila cargó el disparo. Jorgensen, el guardameta del Villarreal, detuvo el tiro, pero concedió el rechace a Nabil Fekir, que, con todo a favor, estrelló su remate de nuevo en el guardameta sueco. Y es que, tras esta acción, llegó el 2-3 por parte de Sorloth en la jugada inmediatamente posterior, lo que supuso un jarro de agua fría en Heliópolis, que vio como el partido pasó del posible 3-2 al 2-3 tras la meridiana ocasión de la que dispuso el mediapunta francés.

Por último, llegó la polémica acción entre Alberto Moreno y el Chimy Ávila, que acabó con ambos futbolistas expulsados. Tras ser amonestados los dos en una disputa, siguieron encarándose, y un empujón del jugador del Villarreal hizo que Hernández Hernández le mostrase la segunda cartulina amarilla. Pero, aun así, el Chimy no cesó en sus protestas, tras también recibir un tirón de orejas de Alberto Moreno mientras abandonaba el campo, y el árbitro canario también decidió expulsar al atacante rosarino. En este caso, el Real Betis ya se había quedado con uno más, por lo que lo inteligente hubiera sido salir de esa trifulca y disputar lo que quedaba de partido con un futbolista más, pero no fue así, por lo que el cuadro verdiblanco no tuvo demasiadas opciones de igualar el encuentro.

Tras el choque, Pablo Fornals -que había sido sustituido tras el tercer tanto del Villarreal-, fue uno de los futbolistas béticos que compareció en zona mixta, mostrándose autocrítico: “Hay que analizarlo para que las cosas negativas que han pasado en el partido no se den más. Hay que intentar dejar de cometer errores tontos, que al final nos cuestan goles, porque ni Atlético de Madrid ni Villarreal son malos equipos, y cuando se lo pones fácil te lo hacen pagar”. 

Con esta derrota, el Real Betis cede la sexta posición en favor de la Real Sociedad, lo que supone una gran piedra en el camino de cara a conseguir el objetivo. Ahora, el equipo de Pellegrini debe centrarse en seguir recuperando efectivos y en preparar de la mejor manera el encuentro del próximo domingo en Vallecas frente al Rayo, desde el cual debe verse un Betis mucho más concentrado y competitivo si se quiere sacar algo positivo y, a la postre, volver a clasificarse para Europa por cuarta temporada consecutiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí